martes, 22 de noviembre de 2011

LA VOCACION DE MARIA (ficha de meditacion)

“Así como Dios llamó mares (“mária”) a la reunión de las aguas, así también a la reunión de las gracias la llamó María” (Pedro Celense). Heredera de las promesas del AT, como hija elegida de Israel, María constituye el prototipo de la nueva criatura (LG, 56). Su vocación nos es contada por Lucas, quien investigó todo desde el comienzo, en el conocido relato de la Anunciación (Lc 1,26-38).

Una invitación en el molde del AT

El autor de este relato primoroso, muy probablemente de origen judío, se sirve del esquema literario típico de los relatos de vocación en el AT. Su comparación con Jue 6,11-24 revela una clara coincidencia de estructura literaria:
ü  La introducción y teofanía son cuidadosas y solemnes
ü  El ángel saluda a la Virgen: Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo (v. 28)
ü  María es aquí tipo de Israel, la hija de Sión, convidada a lanzar gritos de gozo (Sof 3,14s; Zac 2,14; 9,9), pero supera a la antigua alianza en riqueza de gracia
ü  El motivo de alegría de María es el mismo de Israel: la presencia del Señor
ü  La primera reacción de la Virgen de Nazaret es de turbación (v. 29)
ü  El ángel la tranquiliza con la expresión consagrada en el AT: No temas, María... (v. 30)
ü  Y le anuncia, con acentos mesiánicos, la concepción y nacimiento de Jesús
ü  Este anuncio de nacimiento equivale aquí a la misión de los relatos vocacionales típicos

También el resto de la narración (su dificultad, la explicación del ángel, el signo ofrecido en torno a Isabel) guarda estrecho paralelismo con los relatos vocacionales del AT. Pero es en la conclusión cuando la actitud de María no tiene par: He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra (v. 38). La fe de María ha sido comparada, muchas veces, a la fe de Abraham, pero su perfecta disponibilidad para cumplir la misión que Dios le confía es incomparable. La forma verbal hágase no expresa en el griego original (génoitó moi) resignación o conformidad pasiva, sino deseo entusiasta de que se haga así. Un hágase que rememora los orígenes, el nuevo génesis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada